Leishmaniosis canina

La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria grave en el perro, causada por un parásito (protozoo microscópico) denominado Leishmania.

El primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. Son habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y en las patas, en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse. Cuando el cuadro se vuelve crónico, este se complica observandose en muchos casos síntomas relacionados con insuficiencia renal. 

Entre otros lugares geográficos, la leishmaniosis canina aparece principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea, incluyendo Portugal, España, Francia, Italia, Malta, Grecia, Turquía, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos. 

En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León. Se observa en otras regiones pero con menos intensidad. 

La enfermedad se transmite a través de un mosquito, llamado flebotomo. De ahí que, si hay mosquitos, hay riesgo de contagio. La temporada de peligro comienza con el calor, normalmente en mayo y finaliza en septiembre u octubre si se prolonga el verano. Durante el invierno los mosquitos permanecen en estado de larvas cuaternarias y son inofensivas. En las zonas más cálidas de España encontramos mosquitos prácticamente todo el año y por consecuencia el peligro existe todo el año. 

La leishmaniosis es una enfermedad que causa la muerte a la mayoría de los perros afectados por ella y que no reciben tratamiento y vigilancia posterior. 

Si tu perro no recibe protección alguna, el riesgo de contagio varia de un 3% a 18% según la zona. El riesgo siempre aumenta si su perro permanece en zonas más rurales y periurbanas, en regiones cálidas del país y si está fuera de casa al anochecer. 

Hay varios tipos de Leishmania: Leishmania tropica, major, infantum. 

Pienso que mi perro tiene Leishmaniosis.¿Ahora qué? 

En el caso de que piense que tu perro padece de Leishmaniosis, visita a tu veterinario quien realizará una prueba analítica mediante una muestra de sangre de tu perro. Dependiendo de su estado, también tomará una muestra de la médula ósea o del tejido de un gánglio linfático inflamado para examinarla al microscopio y detectar los parásitos. 

El período de incubación puede variar entre 3 meses y 18 meses. De forma excepcional, la enfermedad puede permanecer en latencia durante varios años. Algunos perros son resistentes y, aunque reciban picaduras de los flebotomos, nunca mostrarán síntomas de la enfermedad siempre y cuando estén correctamente alimentados y no estén sometidos a estrés. Esta resistencia, probablemente, está determinada genéticamente. 

El perro enfermo requiere atención veterinaria el resto de su vida 

Básicamente se utilizan técnicas que nos permitan detectar el parásito (parasitológicas) o bien la respuesta defensiva del enfermo frente a éste. Cuando se tienen sospechas de que un animal padece leishmaniosis se utilizan varias pruebas al mismo tiempo a fin de asegurar el diagnóstico, entre ellas podemos citar la toma de muestras de la médula ósea o gánglio linfático a fin de visualizar el parásito, pruebas serológicas (IFI o ELISA) para controlar el grado de respuesta inmunitaria que el animal presenta y proteinograma. 

En zonas endémicas de leishmaniosis canina, los perros, de forma rutinaria, se controlan anualmente mediante unos kits rápidos utilizando la sangre para detectar de forma temprana el posible contagio.

El tratamiento de la Leishmaniosis canina es caro y de por vida

Si observas los síntomas clínicos o suspechas que tu perro ha sido infectado, llévale a la clínica veterinaria para realizar una prueba serológica. El tratamiento será más exitoso si se inicia en las primeras fases de la enfermedad. 

La leishmaniosis canina se puede tratar, pero no curar. El tratamiento solamente suprime los síntomas y no impedirá que tu perro tenga una recaída posterior. 

Un tratamiento puede durar varias semanas, pero el parásito siempre permanecerá en el perro. Hasta el final de la vida del perro, periódicamente los síntomas pueden volver a aparecer y se tiene que repetir el tratamiento. 

Los fármacos utilizados para el tratamiento son compuestos antimoniales. Se aplican mediante inyección y el tratamiento puede durar varias semanas. Algunos veterinarios también recetan alopurinol por vía oral. Son medicamentos caros. 

¿Cuál es la posibilidad de recaida? 

Muy variable y difícil de cuantificar. Dependerá de la calidad de vida del perro, de posibles reinfecciones por otros flebotomos, del control veterinario que se practique etc. 

Pero ten una cosa en cuenta… Cuanto antes se diagnostica la enfermedad mejor se puede controlar. 

La leishmaniosis se transmite únicamente a través de un mosquito llamado flebotomo. 

En España, se definen más de una decena de especies de flebotomos entre las cuales solo dos son transmisoras eficaces de la leishmaniosis (P. perniciosus y P. ariasi). Solamente las hembras de estos flebotomos transmiten la leishmaniosis. ¿Son las hembras las que transmiten la enfermedad?
Ambos  sexos se alimentan de azúcares de la savia de  las plantas o del néctar  de los áfidos, pero solamente las hembras se  alimentan de sangre. La  hembra necesita sangre para producir huevos.  Alrededor de una semana  después de alimentarse de sangre, las hembras  ponen aproximadamente 100  huevos en el suelo húmedo rico en materia

¿La hembra pasa la infestación a su progenie? 

No, cada flebotomo nace libre de Leishmania. Para poder transmitir la leishmaniosis una hembra de flebotomo tiene que picar antes un animal infectado (así se infecta ella) y después un perro sano. Cuando la hembra infectada pica a un perro sano, los parásitos se depositan en la piel del perro y infectan al perro. 

¿El flebotomo es realmente la única forma de transmisión? 

En perros es la única forma de transmisión conocida. En humanos se ha descrito casos de transmisión por agujas infectadas (transmisión de sangre a sangre directa). 

Los flebotomos son insectos de pequeño tamaño, con pilosidades y dos alas (2,5-3 mm de largo) que, a diferencia de las demás especies de mosquitos, no emiten un sonido de zumbido al volar. El color va desde pajizo claro a marrón oscuro. Cuando se disponen a picar, saltan con las alas erguidas sobre el cuerpo del animal. También pican a los humanos de la misma forma. Algunas personas sensibilizadas a las picaduras presentan una reacción fuerte de prurito. 

Los mosquitos no pueden verse durante el día porque permanecen en grietas, oquedades y hendiduras. Los mosquitos que transmiten la leishmaniosis canina no viven en las playas pero son más abundantes en áreas rurales o lugares con árboles como jardines y parques en las ciudades. 

¿Cuál es el ciclo de vida del flebotomo? 

Las larvas eclosionan de los huevos una semana después de la puesta. Hay cuatro estadios larvarios antes de que la pupa o crisálida se forme. Los adultos maduran 10 días después. El ciclo completo desde huevo a adulto dura aproximadamente 2 meses. 

Una hembra pica normalmente 3-4 veces antes de morirse. Una hembra infectada puede contagiar hasta 2-3 perros. 

El ciclo de actividad de los mosquitos comienza al atardecer y continúa hasta el amanecer. Los mosquitos del área mediterránea prefieren las noches cálidas (no menos de 16°C) y, debido a su tamaño pequeño, no pueden volar con vientos fuertes (más de 1 m/segundo). Sin embargo, en condiciones normales pueden recorrer largas distancias (hasta 2 km). 

Los flebotomos mayoritariamente, pican más en el exterior, aunque también se ven frecuentemente en el interior de las casas. Buscan el alimento de la sangre gracias al olor del animal que les llega a través de las corrientes de aire. Entonces vuelan en contra de dichas corrientes para asentarse y picar. Es muy importante proteger tu perro contra la picadura del flebotomo. Tu perro se puede contagiar de leishmaniosis, si un flebotomo le pica

«La única protección para tu perro es la prevención» Lla mejor opción para proteger tu perro es la prevención. Todavía no existen vacunas que protegen frente la leishmaniosis. Hoy en día la mayor eficacia consigues con repelentes. El producto más utilizado y más probado es un collar llamado Scalibor.

También puede interesarte

El color en el Perro de Agua Español

Este es un aspecto que no define al Perro de Agua Español, sin embargo, es utilizado con prioridad en muchas ...
Leer Más

Cani Leish: Primera vacuna contra la leishmaniosis canina

La leishmaniosis es una enfermedad incurable que produce un parásito sanguíneo transmitido por un mosquito, Hasta ahora existían métodos repelentes ...
Leer Más

Filariosis Canina

La Filariosis Canina o Enfermedad del Gusano del Corazón es un serio proceso parasitario transmitido por mosquitos y producido por ...
Leer Más

El Perro de agua. El trabajo en los puertos

Hasta hace unos 30 años, época en la que comienza a modernizarse la flota del Cantábrico los Perros de Agua, ...
Leer Más

La Inhibición en la mordida

La inhibición de la mordida es una de las enseñanzas que se producen en la especie canina, por parte de ...
Leer Más

La natación

La natación tiene unos principios fisiológicos y mecánicos específicos, conocerlos hará que aprovechemos mejor este magnífico ejercicio en beneficio de ...
Leer Más

Senderismo Canino

El senderismo representa la opción más tranquila o menos exigente de cuantas nos ofrece la montaña. Es una actividad no ...
Leer Más

La historia del alimento comercial para perros

La historia del alimento comercial para mascotas es corta en comparación con la cantidad del tiempo que los perros han ...
Leer Más

Las Almohadillas. Cuidados

Por gruesas y resistentes que sean, tras una larga caminata, o después de un día transitando por un recorrido muy ...
Leer Más

Depresión en los perros

Cuando relegamos a nuestro perro a un segundo plano, cuando somos incapaces de prestarle la atención necesaria, uno de los ...
Leer Más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies